Top 10 de las mejores pulseras de actividad

Pulsera de actividad, pulsera deportiva o smartband: llámala como quieras, pero estamos ante uno de los wearables más de moda en los últimos tiempos, y es por algo.

Si lo que quieres es conseguir un nivel constante, más allá de impulsos tipo “operación bikini” o “en enero me apunto al gimnasio”, estos pequeños gadgets son una gran ayuda a la hora de mantener un ritmo de vida saludable.

Monitorizando tus movimientos, estas pulseras te animan no solo a hacer ejercicio físico de forma continuada, sino a crear hábitos adecuados, con una buena combinación de actividad y descanso.

Te permitirán hacerte una idea muy clara del nivel de actividad que desarrollas en el día a día, y tomar decisiones en consecuencia: poner pequeños retos diarios, hacer caso a las alarmas por sedentarismo (que saltan si llevas demasiado tiempo sin moverte) o plantear objetivos concretos, como la pérdida de peso.

En el mercado puedes encontrar precios entre treinta y doscientos euros, así que para ayudarte a escoger entre las muchas características disponibles, hemos creado esta guía de compra donde te explicamos qué debes mirar para escoger la pulsera de actividad que mejor se adapte a tus necesidades.

Las 10 mejores pulseras de actividad de 2017

ModeloRelojPulsómetroPulsaciones
en tiempo real
SumergibleBateríaPrecio
Garmin Vivosmart HRSiSiSiSi. 50 metros5 días
Fitbit Alta HRSiSiSiNo7 días
Samsung Gear Fit 2SiSiSiSi. 1,5 metros5 días
Fitbit Flex 2NoNoNoSi. 50 metros5 días
Garmin Vivofit 3SiNoNoSi. 50 metros1 año (pila)
Fitbit Charge 2SiSiSiNo5 días
Xiaomi Mi Band 2SiSiNoSi. 1 metro20 días
VicTsing Band 2SiNoNoSi. 1 metro7-10 días
Yamay Fitness TrackerSiSiNoSi. 1 metro7 días
Pulsera Mpow SiSiNoSi. 1,5 metros5 días

*No todas las pulseras de actividad que tienen pulsómetro miden el ritmo cardíaco en tiempo real o de manera continua.

La mejor pulsera de actividad calidad-precio: Garmin Vivosmart HR

Como verás en la tabla comparativa, la Garmin Vivosmart HR es una de las pulseras de actividad más completas que hay en el mercado.

La Garmin Vivosmart HR es la mejor pulsera de actividad calidad precio

Con un pulsómetro integrado en la muñeca, mide la frecuencia cardíca de forma continua y sorprendentemente precisa. Además proporciona información sobre calorías quemadas e intensidad deportiva con la función “Minutos más activos”,  recuento de pasos y distancia recorrida. En el apartado de datos recogidos, es muy interesante el altímetro barométrico, que da información sobre los pisos subidos.

Con toda esa información, la Vivosmart HR permite asignar un objetivo realista de pasos diarios a dar, y va modificando los retos en función de las metas conseguidas. Si el nivel del inactividad se mantiene durante una hora, una alerta por vibración te avisa de que, al menos, te levantes de la silla a estirar las piernas.

Cuenta además con la tecnología Move IQ, que pone en marcha el cronómetro automáticamente en el inicio de actividad, distinguiendo actividades como caminatas, carreras, ciclismo, o ejercicio en sala (tipo elíptica o cinta de correr). También puedes hacer natación en superficie, otro punto a su favor, ya que es sumergible hasta 5 atmósferas. Todo esto se sincroniza automáticamente con el smartphone, y puedes manejar los datos de forma sencilla a través de la app Garmin Connect.

La conectividad con el teléfono es precisa y permite programar alertas por vibración, una forma poco agresiva de no perder llamadas ni mensajes (evitando señales sonoras que pueden resultar molestas o no escucharse si hay mucho ruido). Es interesante destacar que esta pulsera muestra todas las notificaciones del móvil en su pantalla táctil, algo que no todos los dispositivos hacen. Y además permite controlar la música, acoplar una cámara de fotos o encontrar el teléfono si no sabes dónde lo has dejado.

En resumen, por un precio que ronda los 100€, estamos ante una pulsera de actividad muy bien diseñada, que reúne casi todas las características disponibles en un único dispositivo.

La mejor pulsera de actividad barata: Xiaomi Mi Band 2

La marca chica Xiaomi es un rompe-precios en productos de tecnología, ya que ha conseguido rebajar los costes de forma brutal y ofrecer grandes productos con un coste más que competitivo. Con un importe que ronda los treinta euros, la Xiaomi Mi Band 2 es exactamente lo que esperas de ella, y un poco más.

La Xiaomi Mi Band 2 es la mejor pulsera de actividad barata

Por ejemplo, otras pulseras más caras no incorporan pulsómetro, algo fundamental para controlar que nuestra frecuencia cardíaca esté en unos parámetros saludables, y también para hacer una mejor gestión del sueño. Otras pulseras lo hacen en función de los movimientos, pero al incluir medición del pulso la Mi Band 2 monitoriza mejor los ritmos nocturnos.

También incorpora la certificación IP para garantizar que es resistente al polvo y al agua, con un nivel de estanqueidad que hasta hace poco solo se veían en dispositivos tecnológicos de gama alta, tipo smartphones. La IP67 es de las mayores disponibles en el mercado aunque, en la práctica, solo protege de  mojaduras puntuales y cortas inmersiones en piscina. Si buscas una pulsera para deportes acuáticos intensos, te va a costar encontrarla: mira mejor en el apartado de smartwatches.

La pantalla OLED es táctil y nos muestra datos como tiempo de visualización, paso de frecuencia cardíaca, etc. Además de, por supuesto, reloj. La conectividad es excelente, con Bluetooth 4.0 de segunda generación.

Pero lo que más nos ha llamado la atención es la duración de la batería: hasta veinte días, según las especificaciones de Xiaomi. Piensa que lo habitual es cargar la pulsera cada cinco días o una semana, así que con este dispositivo puedes olvidarte del enchufe durante mucho más tiempo.

Guía: ¿Qué pulsera de actividad comprar?

A la hora de comprar cualquier dispositivo tecnológico, y más si es wearable, como una pulsera de actividad, la primera pregunta que debes hacerte es: ¿le voy a sacar partido?

Piensa que el mercado está casi saturado de pequeños gadgets, y como te dejes llevar por el afán consumista puedes salir de casa cargado de “trastos”; date cuenta también de que tendrás que dedicarle un tiempo a programarlos y extraer la información más interesante.

Esto está muy bien si eres un adicto a la conectividad y a recopilar y/o compartir datos sobre tus actividades, pero si lo tuyo es salir a dar simples paseos te va a compensar quedarte con un dispositivo pequeño que te ofrezca prestaciones útiles y adaptadas a tu situación personal.

Y ese es el secreto por el cual las pulseras de actividad son tan populares.

Si hablamos de facilidad de uso, lo cierto es que estas pulseras no requieren mucho más que descargar la app del fabricante y dejar que esta haga su trabajo.

Si tiendes al sedentarismo, una pulsera de actividad es un gran motivador, animándote al movimiento y permitiéndote afrontar pequeños retos diarios.

Si buscas dar un paso más en tu actividad deportiva, una smartband te permitirá monitorizar tu actividad , para que veas los avances de forma práctica y sencilla.

Y si al final decides no hacer caso de las alertas de inactividad, y continúas sin hacer ejercicio de forma saludable… bueno, en el peor de los casos tienes en la muñeca un reloj de diseño.

Si tras ver nuestras recomendaciones aún no lo tienes claro, vamos a darte una lista de las características más interesantes que debes valorar, siempre en función de tu ritmo de vida y tus objetivos físicos.

Características a tener en cuenta

Estas son las principales características a tener en cuenta a la hora de comprar una pulsera de actividad.

1. Conectividad

Cualquier pulsera del mercado incorpora conectividad con el smartphone, pero no todas son de la misma calidad. Mira la versión de Bluetooth que incorporan: cuanto más reciente, mejor.

También es interesante que te fijes en cómo son las notificaciones, ya que muchas pulseras sólo te avisan de que te ha llegado algo al móvil, para que lo compruebes en el propio teléfono. Otras en cambio permiten acceder a toda la información y revisar SMS, WhatsApps o redes sociales desde la propia pantalla.

Por último, en la práctica se agradece mucho la posibilidad de programar alarmas por vibración en vez de sonoras, algo que no todos los dispositivos ofrecen.

2. Pantalla

La mayoría son LED, pero también hay pulseras con pantalla AMOLED, de mayor calidad. En cualquier caso, es importante que la pantalla tenga una cierta retroiluminación si realizas actividades al aire libre, porque en un día soleado puede ser complicado ver los números.

Comprueba también que la pantalla sea táctil, ya que su uso puede resultarte más sencillo.

Por último, una obviedad: comprueba que tiene pantalla. Hay modelos minimalistas, como la Fitbit Flex 2, que solo tiene cuatro LEDs. En un caso como este quizá no te importe sacrificar prestaciones para ganar en diseño, y en la práctica es casi seguro que llevarás el móvil encima para manejar la pulsera desde la app. Como en todo, es una simple cuestión de gustos.

3. Pulsómetro

Un monitor cardíaco te permite saber tus pulsaciones en tiempo real, de modo que puedes calcular la intensidad del ejercicio para saber si estás forzando demasiado o, si por el contrario, te estás quedando corto en tu entrenamiento diario.

Aquí entramos de lleno en el terreno de la salud, así que si realizas una actividad deportiva seria y constante, el pulsómetro es muy recomendable a la hora de afrontar tus sesiones. También es muy interesante si lo que te interesa es un buen control de la calidad del sueño, ya que con él obtendrás datos más precisos.

De todos modos, ten en cuenta que los pulsómetros de muñeca suelen ser menos fiables que los externos, tipo banda pectoral; aunque estos últimos pueden resultar engorrosos de llevar encima, y desde luego es mucho más cómodo llevar una simple pulsera. Además, en los últimos tiempos la tecnología de medición ha mejorado mucho, y las mediciones en muñeca son cada vez más precisas.

Aún así, si lo tuyo son entrenamientos de alta intensidad, deberías saber que la pulseras no suelen reconocer muy bien los cambios bruscos de pulsaciones, con lo que si haces series cortas tus resultados pueden verse perjudicados. Aquí sí es importante mirar el precio, ya que las grandes marcas han hecho un esfuerzo en mejorar la tecnología de medición, y si vas a usar el pulsómetro de forma seria, le vas a sacar más partido a un modelo de gama alta.

4. Estanqueidad

Si eres de los que salen a correr así esté lloviendo a cántaros, o si simplemente no te gusta quitarte la smartband para ducharte (y así proteges la correa del corrosivo sudor), debes contemplar este tema en las características a tener en cuenta.

Algunas pulseras de actividad especifican claramente que no son sumergibles, pero la mayoría tienen un pequeño nivel de estanqueidad que permite una ducha rápida y poco más. Si lo tuyo son las actividades en piscina, mira que tenga algún tipo de certificación como la IP y sobre todo el número de atmósferas que aguanta.

Lo más habitual es ver IPs que ronden los 67 o 68, es decir, que aguantan entre un metro y 1,5 de profundidad. Esto, en la práctica, sirve para un chapuzón veraniego, corto y a poca profundidad. Si miras las atmósferas (algo que no todos los modelos indican, y ya solo eso es una pista de que probablemente no sean sumergibles), con 5 ATM  la pulsera soportará sin daños una sesión de natación superficial, pero no le pidas más. Como referencia, piensa que los buceadores profesionales usan dispositivos de hasta 100 atmósferas. Si vas a hacer inmersiones o entrenamientos intensos, en piscina o mar abierto, no te compres algo de menos de 50 ATM.

Vigila también el sistema de carga de la batería, si hay que retirar la correa es posible que la pulsera vaya perdiendo estanqueidad con el uso.

5. Duración de la batería

Como media, lo normal es que tengas que cargar la pulsera cada semana, pero el rango habitual es entre cinco y quince días. Verás entre nuestras recomendaciones la Garmin Vivofit 3, que tiene ¡un año de batería! Eso es porque usa pilas de botón, no recargables. Es menos ecológico, pero quizá te resulte más cómodo.

Si prefieres una batería recargable, cuenta con que alguna noche te la vas a quitar para enchufarla, y eso puede repercutir en tus mediciones de sueño. Si esto es importante para ti, busca una batería que dure mucho.

Un detalle práctico que deberías comprobar antes de comprar tu pulsera es si tiene indicador de batería o no; sorprendentemente, no todas lo incluyen.

6. GPS

No es lo normal, pero algunas pulseras, como la Samsung Gear Fit 2 incluyen GPS. Es muy útil si eres aficionado a las actividades outdoor, sobre todo en entornos no urbanos.

De todos modos, la mayoría de smartbands permiten conectar con el GPS del móvil, así que valora que realmente te interese llevarlo integrado, porque se notará en el precio.

Fitbit, Garmin, Xiaomi… ¿qué marca comprar?

Fitbit ha hecho un gran trabajo para popularizar las pulseras de actividad, abriendo un mercado que estaba casi desierto antes de su llegada. Sus productos marcan el camino a seguir para otros fabricantes, tanto en la estética como en las funcionalidades, y si vas a comprar una smartband deberías como mínimo echar un vistazo a sus productos antes de decidirte.

Garmin es otra de las referencias evidentes en este terreno. Conocidos especialmente por la calidad de sus GPS, sus pulseras de actividad son un modelo de alta tecnología, con una impresionante lista de prestaciones.

Otras empresas como Samsung han visto el filón de ventas que supone entrar en el mercado de las smartbands, lanzando productos con un buen acabado a precios competitivos.

Aunque para nuestro gusto no han entrado en la lista de las mejores pulseras de actividad del año, Polar o Tomtom son marcas que no conviene perder de vista, más en el terreno de la gama alta. También Misfit, una firma poco conocida en España pero que tiene una cierta importancia en el mercado norteamericano.

Si bien hemos nombrado a los fabricantes principales, que son los que tiran del carro de la I+D y presentan interesantes novedades en cada modelo nuevo, existe también todo un muestrario de pequeñas marcas que podríamos llamar low cost. Estas ofrecen productos más sencillos, pero con una tecnología probada y de mecánica eficiente.

A medio camino entre unas y otras está Xiaomi, marca china que por su franja de precios podría situarse en el low cost, y sin embargo ofrece prestaciones que pueden plantar cara sin problemas a productos de gama alta. Esta combinación explosiva ha hecho que en muy poco tiempo se haya convertido en una marca de referencia, con unas impresionantes cifras de ventas.

Opiniones

Si estás buscando opiniones de pulseras de actividad para terminar de decidirte por cual comprar, te recomendamos que consultes las propias opiniones de los clientes de Amazon que puedes encontrar en la parte inferior de las fichas de los productos, como por ejemplo las de la pulsera barata Yamay Fitness Tracker:

Opiniones de usuarios sobre las pulseras de actividad de Amazon

Las opiniones compartidas en NOSOLOCAMARAS están basadas en reviews propias de los productos, en reviews especializadas de Youtube y en los análisis y comparativas detalladas de las características de los mismos.