Las mejores mochilas antirrobo 2018

Si eres de los que llevan todas sus cosas a cuestas (portátil, tablet, cámara, cartera…) seguro que te has agobiado en alguna ocasión por si te abren la mochila en lugares con mucha gente. Es fácil: llevas la mochila a la espalda y no tienes ojos en el cogote, así que te pueden robar sin que te enteres.

Y aquí es donde entran las mochilas antirrobo: están preparadas para que no se puedan abrir al descuido, con cremalleras ocultas o dobles, y un tejido resistente a cortes. Según el modelo puedes tener extras de seguridad para tus tarjetas de crédito (inhibidores RFID), cámara o cualquiera otra cosa que necesitas llevar contigo.

Ya puedes salir a la calle con tus pertenencias protegidas, ahora solo es cuestión de que escojas el modelo que más se ajusta a tus necesidades y presupuesto.

La mejor mochila antirrobo: Bobby Original

Mochila antirrobo Bobby de color negroLa Bobby nació gracias a una exitosa campaña de Kikstarter lanzada por la empresa holandesa XD Design. Fue prácticamente la primera mochila con este concepto, y desde luego es el rasero por el que se miden las demás bolsas de este tipo.

Con un diseño muy reconocible, la Bobby tiene cremalleras protegidas y un tejido agradable al tacto por fuera y muy sólido por dentro. No solo es resistente a los cortes sino que además es repelente de líquidos -y por tanto fácil de limpiar- e impermeable, aunque lógicamente no aguanta condiciones de lluvia intensa.

Nos gusta especialmente la distribución interior, en un compartimento único organizado en bolsillos para que cada cosa se quede en su sitio y el peso se distribuya de forma cómoda. La espalda es acolchada y transpirable, muy cómoda incluso en verano. También los diferentes bolsillos exteriores, por supuesto muy seguros, para llevar a mano documentación, cartera, la tarjeta de transporte o el teléfono móvil, que además puede ir conectado a una batería que se guarda dentro de la propia mochila.

La calidad de sus materiales y la ligereza de su estructura hacen de la Bobby la mejor mochila antirrobo del mercado. Como somos unos clásicos, nos quedamos con el modelo original, aunque es justo decir que la marca tiene en catálogo otros modelos como la Bobby Compact, más pequeña y manejable, o la Bobby Bizz, a medio camino entre la mochila y el maletín profesional.

Ver precio actual en Amazon.es

Pros
  • Materiales de calidad y diseño ergonómico
  • Muy práctica y compacta para llevarla en transporte público y aglomeraciones
  • Ligera
  • Puerto USB
  • Tela resistente anticortes
  • Disponible en varios colores
Contras
  • Espacio limitado en comparación con una mochila normal.
  • Bolsillos internos no accesibles sin quitarse la mochila.
  • No cabe el Ipad Pro de 10,5″ en el compartimento especial para tablets (10″ max).

Comparativa de las 7 mejores mochilas antirrobo de 2018

En esta tabla comparativa puedes ver las características principales de las mejores mochilas antirrobo de 2018 para tu cámara, laptop, tablet o cualquier otro objeto de valor que suelas llevar en tu mochila:

ModeloCapacidad (L)Peso y tamañoMaterial anticorteResistente
al agua
Puerto USB*Precio
1
Bobby Original
13L850g
45x30x16cm
SiSiSi
2
Ubaymax
20L aprox.900g
46x31x14cm
SiSiSi
3
Pacsafe V11
11,5L900g
34x21x14cm
NoSiNo
4
HXSS
20L970g
46x31x14cm
SiSiSi
5
Caden
15L aprox.1200g
43x28x16cm
NoSiNo
6
Slotra
23L900g aprox.
47x30x18cm
NoSiNo
7
Platero U01B
21L1000g aprox.
49x29x19cm
NoSiNo

* Ninguna mochila antirrobo que tiene USB incluye la batería externa, tan sólo el bolsillo interior para colocarla y el acceso exterior para el cable.

 

A continuación puedes leer los análisis de cada una de las mochilas del Top, seleccionadas según sus características, precio y las opiniones de los usuarios que las han comprado y probado.

1. Bobby Original

Mochila antirrobo Bobby de color negro La Bobby es probablemente una de las mochilas antirrobo más conocidas del mercado. Está fabricada con varias capas de tejido que impiden que se pueda cortar la tela para llegar al interior. Esto no solo la hace resistente a golpes, sino también impermeable. La cremallera está pegada a la espalda, oculta por un ribete de tela de forma que los cacos no puedan acceder a ella sin que nos demos cuenta del intento.

Además, la Bobby esconde varios bolsillos repartidos por el respaldo, la cintura y los tirantes. También tiene un puerto de carga usb, que se conecta a una batería externa dentro de la mochila para que nuestro móvil siempre esté operativo.

Su forma ergonómica distribuye el peso pegado a la espalda, eliminando hasta un 20% de carga en los hombros. La mochila tiene un solo compartimento principal con varios bolsillos, en los que caben por ejemplo un portátil de 15,6” y una tablet de 10”. También hay correas para que los objetos no “bailen” dentro de la mochila cuando nos movemos.

Otros detalles interesantes son la correa elástica para fijar la mochila a una maleta, reflectantes en el frontal y laterales para mejorar la visibilidad nocturna, o la posibilidad de escoger entre tres ángulos de apertura (30°, 90° o 180°) para facilitar el acceso al interior.

La Bobby es una mochila pensada para uso urbano. Sus 13 litros de capacidad son  suficientes para llevar los objetos cotidianos pero quizá se queden pequeños para viajes, aunque sean cortos.

2. Ubaymax

Mochila Ubaymax con cargador USB Con un diseño típico de mochila urbana, la Ubaymax es una bolsa compacta preparada para moverse con toda seguridad incluso en lugares muy transitados. Las cremalleras van ocultas hacia la parte de la espalda, de modo que es prácticamente imposible abrir la mochila sin que te enteres. La tela es antidesgarros, protegida contra los cortes, y tiene un tacto ligeramente acolchado, lo que da una cierta seguridad frente a los golpes. También es resistente al agua.

La forma semirrígida hace que puedas organizar el interior de la mochila cómodamente, con espacios separados para pequeños y medianos objetos, bolígrafos, teléfono, tablet y un ordenador de hasta 15,6”, que cabe justo. Algunos usuarios dicen usarla como equipaje de fin de semana, aunque solo es un uso apto para quien viaja muy ligero.

Como es habitual, se puede guardar una batería externa para el móvil en la mochila, y usarla mediante el cargador usb en la parte exterior. Además hay varios bolsillos pequeños en la cintura y los tirantes para llevar la cartera o el móvil a mano con seguridad.

El diseño recuerda bastante a la Bobby, aunque la diferencia de precio lógicamente ya nos da una pista de la calidad del material (la Ubaymax, de nylon, es sensiblemente más barata). También faltan detalles como los reflectantes o la posibilidad de usar distintos grados de apertura. Aún así, es una mochila que aguanta muy bien el uso intensivo, y se ha convertido en un bestseller entre padres que buscan una mochila segura para sus hijos sin gastar demasiado.

3. Pacsafe Camsafe V11

Mochila antirrobo para cámara reflex La marca Pacsafe está especializada en mochilas y bolsas de equipaje antirrobo, y el modelo Camsafe V11 responde perfectamente a esta filosofía.

Estamos ante una mochila para cámaras pequeñas y medianas, así que si lo tuyo es cargar con la reflex a tope de complementos, hay otras opciones como la Caden que te servirán mejor.

En cambio, si quieres llevar una reflex pequeña o una compacta con lentes extra, esta es tu mochila. Su tamaño reducido la hace muy manejable, a la vez que aprovecha el espacio disponible al máximo. El compartimento principal cuenta con una cremallera que lo divide en dos para una mejor organización interna, un bolsillo de malla para pequeños objetos, otro para el teléfono, para tarjetas SD y para una tablet o portátil pequeño. Un detalle muy interesante es que tiene un bolsillo RFID que protege tus tarjetas de crédito de los hackers.

La espalda trasera está recubierta de EVA, lo que da a toda la estructura una forma semirrígida muy cómoda de llevar. Los tirantes son ajustables y acolchados, y permiten llevar la mochila de cuatro maneras diferentes: en la espalda o delante, con las correas cruzadas o en paralelo.

Aunque el tejido es ligeramente impermeable, en el bolsillo trasero encontrarás una funda para la lluvia hecha a medida, así puedes despreocuparte si el tiempo se complica y llevas la cámara encima.

4. HXSS

Mochila antirrobo para viajes de la marca HXSS En vez de abrirse por la parte más visible de la mochila, la HXSS tiene doble cremallera oculta en la zona de la espalda que dificulta el trabajo a los ladrones. El tejido de nylon es impermeable y a prueba de desgarros, y el interior es un único espacio organizado en compartimentos para que todo vaya en su sitio: ordenador portátil de tamaño medio (15,6”), tablet, y pequeños bolsillos para el teléfono, la batería externa, la cartera, etc. Aunque no tiene separadores específicos, puede caber una cámara reflex si no llevamos demasiadas piezas extras.

La opción de llevar un powerbank para cargar el teléfono es especialmente útil. El enganche usb está en el exterior, de modo que podemos llevar el móvil enchufado y a mano.

Incluye bolsillos cerrados en los laterales y la espalda, además de unos bolsillos en las asas no tienen cremallera. En la práctica no se abren por accidente, pero psicológicamente sería de agradecer un cierre, para dar más sensación de seguridad.

La HXSS destaca por tener una espalda especialmente cómoda, gracias a sus tres zonas almohadilladas y transpirables a ambos lados de la espalda y en la cintura.

Esta mochila es muy similar, tanto en tamaño como en organización interna a la Ubaymax. La HXSS sí ofrece la opción de abrir la mochila en distintos grados, para no tener que desplegar la bolsa entera cuando estamos en espacios llenos. A cambio, el enganche de la Ubaymax para maletas es más cómodo.

5. Caden

Mochila Caden antirrobo profesional Aunque se puede usar como mochila de uso normal, la Caden está específicamente preparada para transportar cámaras reflex con toda seguridad.

No solo tiene cremalleras antirrobo situadas cerca de la espalda, sino que el tejido de poliéster es altamente impermeable y a prueba de golpes. El interior se organiza con piezas acolchadas de 12 mm de grosor para proteger cada pieza por separado. Son de quita y pon gracias a un sencillo velcro, de modo que podemos organizar los diferentes objetivos y piezas de la cámara a nuestro gusto, y personalizar la mochila para cada ocasión, según nos interese llevar la cámara más o menos completa.

Puede contener la cámara y cinco lentes distintas, más accesorios varios como linterna, baterías extra, tarjetas de memoria, flash externo… También incluye correas para llevar un trípode grande, que se ajusta perfectamente en el exterior de la mochila sin resultar molesto.

Las correas Twin Back/Shoulder son totalmente graduables, y tiene trabilla para ajustar en el pecho. Sirve pues para caminar largas distancias cómodamente, combinando deporte y fotografía.

Tiene también un bolsillo lateral con cremallera para llevar pequeños objetos a mano, más un depósito para botella de agua.

Si en algún momento queremos dejar la cámara en casa, la mochila sirve perfectamente para transportar objetos cotidianos como libros o un portátil, aunque hay otras mochilas antirrobo que están diseñadas concretamente para eso, más ligeras y con extras tan cómodos como la carga usb externa, que la Caden no tiene.

6. Slotra

Mochila para portátil Slotra La mochila Slotra está pensada básicamente para transportar portátiles grandes (hasta 17”) con seguridad, gracias a su doble cremallera de patente registrada, a la que se puede acoplar un candado para más protección.

Fabricado con nylon resistente a cortes, es resistente al agua en condiciones de lluvia ligera. El punto débil es la costura de la cremallera, así que si te mueves en climas muy lluviosos quizá te interese buscar una cubierta extra para el agua.

Estamos ante una mochila de gran capacidad que aguanta mucha carga, lo que la convierte en idónea no solo para llevar las cosas de uso diario sino para equipajes ligeros de fin de semana.

El diseño es ergonómico, con un tirante único en forma de S, muy ajustable. Es pues una mochila realmente unisex, adaptable a todo tipo de cuerpos pero especialmente indicado para mujeres, que suelen tener los hombros más estrechos. Además, cuenta con una trabilla extra para el pecho, también regulable.

A pesar de no estar organizada en un único compartimento, como las mochilas tipo Bobby, los diferentes bolsillos están bastante ocultos y son de difícil acceso mientras la llevamos puesta.

Quizá el mayor pero de la Slotra es que no permite guardar una batería para el móvil y conectarla al exterior mediante usb, pero también hay que valorar que estamos ante una mochila de precio reducido, que cumple su función perfectamente. Si buscas más extras, deberás ir a modelos más caros como la Ubaymax o incluso la Bobby.

7. Platero U01B

Mochila Platero anti ladrón A medio camino entre una mochila antirrobo y una tradicional con los bolsillos accesibles, la mochila Platero está muy compartimentada, lo que nos obliga a organizar bien el equipaje, ya que algunos departamentos están ocultos pero otros no están tan bien protegidos y podrían abrirse sin que te des cuenta.

La zona para el portátil está pegada a la espalda, totalmente protegida de aperturas indeseadas, y lleva acolchado para proteger de posibles golpes. Esto distribuye el peso lo más cerca posible de la zona de carga, lo que facilita la ergonomía, que se completa con unos tirantes totalmente ajustables. Además, el almohadillado exterior permite la ventilación, algo que se agradece en climas cálidos.

El compartimento principal tiene doble cremallera como protección extra, y por toda la mochila encontramos bolsillos ocultos para llevar la documentación o el móvil protegidos. Los bolsillos frontales y laterales son de apertura rápida, y permiten llevar a mano las llaves (con un llavero desmontable), un paraguas, una botella de agua, etc.

Al contrario que muchas mochilas antirrobo, esta no tiene puerto de carga usb, pero sí salida de auriculares para llevar el móvil dentro mientras escuchamos música.

En resumen, estamos ante una mochila de gran capacidad que nos permite llevar todo muy a mano. Frente a otras mochilas tipo Bobby, que organizan todo en un único espacio de difícil apertura, la Platero es perfecta para los que priorizan comodidad frente a seguridad, sin renunciar a esta última.

La mejor mochila antirrobo calidad-precio: Ubaymax

Mejor mochila antirrobo calidad precioCon un precio que ronda los 40 €, la Ubaymax es una de las mejores mochilas antirrobo que hemos visto en relación calidad-precio. Con un tejido de nylon impermeable y resistente a desgarros, más un único compartimento con apertura a la espalda, la Ubaymax protege perfectamente nuestras pertenencias de los ladrones en lugares muy masificados. La posición de las cremalleras, junto a los diferentes bolsillos ocultos hacen que sea prácticamente imposible acceder al interior sin que nos enteremos.

La forma, muy parecida a la Bobby, se compone de un único compartimento, que se divide en varios bolsillos para organizar el interior de modo que todo -portátil, tablet, objetos varios- viaje en su sitio sin moverse.

Al llevarla como mochila de viaje, se agradece la banda en la espalda, que nos permite enganchar la bolsa a la maleta para movernos por aeropuertos o estaciones sin tener que cargarla encima todo el  tiempo.

El precio asequible y el buen resultado de esta mochila la han convertido en una compra habitual para estudiantes, ya que la Ubaymax aguanta muy bien el uso y el (mal)trato diario. Y si la pierdes -algo muy habitual entre adolescentes- sustituirla no supone un gran desembolso.

Ver precio actual en Amazon.es

Pros
  • Muy práctica y compacta para llevarla en transporte público y aglomeraciones
  • Ligera
  • Puerto USB
  • Tela resistente anticortes
Contras
  • Materiales de calidad media.
  • Bolsillos internos no accesibles sin quitarse la mochila.
  • Imitación de la Bobby de XD Design.

La mejor mochila antirrobo para mujer: Slotra

Mochila antirrobo gris para mujerVaya por delante que la mayoría de mochilas antirrobo son unisex, así que si buscas algo en femenino quizá te interese más fijarte en el diseño o los colores.

Sin embargo, algunas mochilas que ofrecen más opciones de ajuste que otras, y ahí es donde se nota la adaptabilidad al cuerpo femenino, normalmente con cintura estrecha y caderas más anchas que un hombre.

En el caso de la Slotra, nos han convencido los tirantes muy acolchados y totalmente ajustables, en forma de S. Además la correa del pecho contribuye a distribuir el peso de forma cómoda sin que la espalda sufra, y el soporte lumbar termina de redondear la experiencia, sobre todo si vas a cargar la mochila durante distancias largas.

Con un diseño urbano, la Slotra permite realizar actividades al aire libre con toda tranquilidad, ofreciendo una mochila de uso mixto que aguanta perfectamente el uso intensivo, con la seguridad de llevar nuestras pertenencias protegidas en todo momento.

Ver precio actual en Amazon.es

Pros
  • Diseño ergonómico y ajustable
  • Ligera y muy cómoda
  • Multitud de bolsillos
  • Amplia capacidad de 23L
  • Resistente al agua, rasguños y rozaduras
Contras
  • No tiene puerto USB
  • Material no resistente a los cortes

La mejor mochila antirrobo para cámaras: Pacsafe Camsafe V11

Mochila antirrobo apta para cámarasLa etiqueta Pacsafe ya es garantía de calidad en una mochila antirrobo, así que puedes dar por hecho que esta tiene todo lo necesario para proteger tus pertenencias de los rateros: doble cremallera con cierre de seguridad y material extra fuerte para evitar golpes o desgarros. Además del bolsillo con protección RFID, que bloquea la identificación por radiofrecuencia e impide que tus tarjetas contactless puedan ser clonadas, algo que no todas las mochilas antirrobo incluyen pero que se va a convertir poco a poco en imprescindible.

La posibilidad de cruzar los tirantes o llevarlos en paralelo es estupenda, y nos va a permitir también llevar la mochila al frente con toda comodidad, si queremos tener aún más a mano el interior de la mochila. La espalda de EVA añade ligereza y resulta sorprendentemente cómoda y, aunque no es un material transpirable, se han creado canales de aire para que sea agradable y fresca de llevar incluso en verano.

La estructura semirrígida de la mochila es estupenda para aprovechar todo el espacio disponible, algo muy necesario ya que esta no es una bolsa de grandes dimensiones pero sí muy apañada. Podemos llevar una cámara pequeña con complementos, o dejarla en casa y transportar el portátil y otros objetos de uso cotidiano con comodidad. Aunque su tamaño la hace especialmente manejable, es cierto que si necesitas llevar muchos complementos para tu cámara (ya no digamos un trípode) se va a quedar pequeña. En ese caso, mejor optar por una mochila grande y específica para cámaras, como la Canden que recomendamos también en nuestra lista de mejores mochilas antirrobo.

Ver precio actual en Amazon.es

Pros
  • Diseño especializado para cámaras reflex
  • Se puede llevar delante (en el torso) para sacar más rápido la cámara
  • Materiales de calidad
  • Ligera y compacta
  • Resistente al agua (funda para lluvia), a los golpes y a los rasguños
Contras
  • Capacidad limitada de 11,5L
  • No tiene puerto USB
  • Precio

Guía de compra

Si vives en una ciudad grande, sabes perfectamente que no puedes subirte al metro o al bus sin tener buena cuenta de tus pertenencias: controla el bolso, lleva la mochila hacia adelante, no descuides el móvil o la cartera…

Si vives en un lugar más pequeño, es posible que no tengas que estar tan pendiente, pero ¿qué pasa cuando te vas de vacaciones o fin de semana? Como no estás acostumbrado a tomar precauciones, puedes ser un blanco más fácil y quedarte sin cartera o sin algún objeto de valor.

No tiene por qué pasar… pero sabes perfectamente que es posible.

Precisamente por eso las mochilas antirrobo se han convertido en uno de los objetos más buscados. Cada vez llevamos dispositivos más caros encima y necesitamos protegerlos, ya sea para ir a trabajar o estudiar con el portátil o la tablet, o para afrontar unas vacaciones sin tener que estar preocupados de la cámara o el dinero.

Aquí tienes un vídeo que te explica cómo es y cómo te protege una mochila antirrobo, concretamente el modelo Bobby Original que recomendamos en esta lista. El ladrón enmascarado es un poco de guasa, pero seguro que te haces una idea…

Características principales para comprar una mochila antirrobo

Las características más básicas a tener en cuenta en una mochila antirrobo son dos: unas buenas cremalleras y un material lo más resistente posible.

Dependiendo de la marca, las cremalleras pueden ser dobles, con bloqueo incorporado o tener un ribete de tela por encima para esconderlas y que no se pueda llegar a ellas fácilmente. Muchas de ellas permiten acoplar un candado como seguridad extra.

Las más seguras son las que van pegadas a la espalda, frente a las mochilas tradicionales que tienden a  tener la abertura hacia el frente. Esta forma supone que tienes que quitarte la mochila para abrirla. Requiere acostumbrarse a su uso, pero piensa que si tú tienes que usar ambas manos para lidiar con las cremalleras, a los cacos les pasa lo mismo.

En cuanto a la tela, ya sabes que hay ladrones “profesionales” que llevan cutters o bisturís para rasgar el bolso y poder meter la mano dentro. Lo más probable es que no te enteres en el momento y luego te lleves la desagradable sorpresa de que te faltan cosas.

Para eso la mayoría de las mochilas antirrobo están fabricadas con tela resistente a los cortes, normalmente de nylon, de poliéster o, como en el caso de la Bobby, de varias capas de tejido prensado. Aunque verás en nuestra lista algunas que no son específicamente antidesgarros, todas cuentan con tela resistente, impermeable  y en muchos casos acolchada, lo que también dificulta llegar al interior aunque se corte.

En realidad una mochila antirrobo tiene una importante función disuasoria: si el carterista de turno ve que tu mochila le va a dar problemas, buscará una presa más fácil.

Extras de seguridad a tener en cuenta

Bolsillos escondidos o de difícil acceso. Para llevar el móvil, la cartera o la tarjeta de transporte a mano sin tener que abrir toda la mochila cada vez que los necesitemos. Todas las mochilas tienen alguno, normalmente en los laterales o los tirantes; comprueba que su distribución te convence.

Material impermeable. Es un rasgo común a prácticamente todas las mochilas antirrobo, desde luego a todas las de nuestra lista de recomendaciones, sobre todo porque normalmente transportamos aparatos eléctricos a los que hay que proteger del agua. Sin embargo, ten en cuenta que no estás comprando una mochila estanca, y que si llueve mucho lo normal es que termine calando. Si vives en climas donde esto pase a menudo, puedes comprar una funda para lluvia o quedarte con la Pacsafe Camsafe V11, que ya la trae de serie.

Tiras reflectantes. Fundamentales si te mueves en bici por la ciudad, porque si te pilla la noche toda la visibilidad es poca.

Distribución de los compartimentos. Lo más normal es que haya un compartimento general amplio, más otro cerca de la espalda para llevar el portátil. Estos pueden estar unidos, como el en caso de la Bobby o la Ubaymax, o tener aberturas diferentes, como en la Slotra. En cualquier caso, es interesante que el interior permita colocar los objetos de la forma más ordenada posible, con bolsillos internos o separadores, para que nuestras cosas no queden sueltas y “bailen” cuando caminemos. Esto es especialmente interesante si transportamos una cámara, que debe quedar bien sujeta mediante piezas acolchadas.

Para calcular el tipo de mochila que necesitamos, es importante pensar para qué la queremos. No es lo mismo que la quieras llevar todos los días a trabajar a que busques algo para llevar de vacaciones o en momentos puntuales. Mira la capacidad en litros, aunque ya sabes: cuanto más entre en la mochila, más pesará.

Inhibidor de RFDI (radiofrecuencia). Las tarjetas contactless son comodísimas para pagar en el súper o para subir al transporte público, pero ¿sabías que tus datos se pueden leer por radiofrecuencia? Por eso ya existen carteras que bloquean estas señales, y algunos modelos de mochila incluyen un bolsillo especial con inhibidor de RFDI.

Carga usb externa. Parece más un tema de comodidad, porque todos sabemos la faena que supone quedarse sin batería en el móvil cuando aún falta tiempo para llegar a casa. Sin embargo, hay mochilas que permiten llevar una batería externa o powerbank en un compartimento específico, que se conecta a un usb con salida al exterior de la mochila. De este modo podemos seguir utilizando el móvil con toda seguridad, incluso cuando está cargando.

Hay modelos que incluso incluyen la batería en el propio cuerpo de la mochila, normalmente de carga solar para que sea completamente autónoma.

Ergonomía de la espalda. Esto es importante no por la seguridad de tus pertenencias, sino por la tuya propia. Si cargas con una mochila inadecuada tu espalda puede empezar a quejarse y generar problemas de salud. Por eso, mira que los tirantes sean lo más ajustables posible, o que al menos queden bien en tu caso concreto. La correa de pecho, que no todas las mochilas incluyen, también es interesante, así como el refuerzo lumbar. La zona de la espalda debe estar convenientemente acolchada y ventilada, sobre todo si vives en climas de mucho calor.

Valoración
Producto
Mochilas antirrobo
Puntuación
51star1star1star1star1star