Las mejores cámaras de vigilancia 2018

Cámara de vigilancia de interior¿Qué ocurre en tu casa cuando no estás? ¿Y en tu lugar de trabajo? ¿Qué hacen los clientes en tu tienda cuando no los miras? ¿Está tu coche seguro cuando aparcas en la calle?

No podemos estar en todas partes, pero las cosas importantes hay que protegerlas.

Para eso, instalar una sencilla cámara de vigilancia te permite “estar sin estar”, sabiendo en todo momento lo que ocurre aún a kilómetros de distancia.

Antes esto solo era posible contratando a empresas especializadas (y pagando una alta cuota mensual), pero últimamente han salido al mercado cámaras de instalación sencilla y precio asequible, que te permiten montar tu propio sistema de seguridad sin depender de nadie.

Si la cámara es fija el acceso a las imágenes y los controles se manejan desde el móvil, para que siempre lo tengas a mano. En el caso de tu coche, puedes grabar todos los viajes para tener tu versión asegurada en caso de accidente.

Aunque no seas un experto en tecnología, el uso de estas cámaras es intuitivo y te permitirá estar mucho más seguro sin complicarte la vida.

Las 3 mejores cámaras de vigilancia para casa

Características LESHP YI FREDI
Conexión a Internet Si Si Si
Visión nocturna Si Si Si
Micrófono y altavoz Si Si Si
Detección de movimiento Si Si Si
Requiere instalación No No Si
Tarjeta micro SD hasta 128 GB hasta 32 GB hasta 128 GB

1. LESHP

Camara para el hogar IP Wifi

Con un precio muy accesible, la LESHP es una cámara HD con conexión a internet, que te da la tranquilidad de saber en todo momento qué ocurre en tu casa o el interior de tu negocio.

La cámara se maneja desde cualquier dispositivo mediante Sricam, una app gratuita muy sencilla (quizá demasiado) que puede dar problemas si usas el sistema operativo de Apple.

Con ella puedes enfocar o girar la cámara hasta casi 360° (80° en vertical y 355° en horizontal).

Además de ver las imágenes en directo, puedes programar la opción de grabar en una tarjeta microSD de hasta 128 Gb. Es mucha más capacidad, por ejemplo, que la que admite la cámara de seguridad YI, de modo que dispondrás de imágenes grabadas durante más tiempo.

El detector de movimiento es muy sensible, y puede saltar incluso con los cambios de luz. Pero a cambio es programable para que le indiques con qué intensidad de movimiento debe hacer saltar las alarmas, que se envían directamente a tu móvil.

También puede grabar imágenes nocturnas, en un perímetro de hasta 10 metros.

Permite una comunicación bidireccional: puedes escuchar lo que está pasando en la habitación pero también comunicarte y mantener una conversación aunque estés a kilómetros de distancia.

2. YI

Cámara de vigilancia para casa YI

La marca de cámaras YI pertenece a Xiaomi, conocida sobre todo por sus teléfonos móviles de altas prestaciones a precio razonable. Es la misma tónica que siguen con YI, que se dedica a cámaras de todo tipo: de vigilancia interior y exterior, para coche, cámaras deportivas…

El modelo que nos ocupa tiene un gran angular para aumentar el perímetro de visión, además de un zoom 4x si nos interesa centrar la atención en algún detalle.

El único pero es que el movimiento vertical tiene que hacerse manualmente. Es decir que tú la apuntas hacia donde quieres monitorizar y la cámara queda fija en esa dirección.

La app es muy sencilla de utilizar, y con ella puedes definir la zona de actividad que quieres grabar, la frecuencia y los horarios de alerta, o compartir la cámara con otro dispositivo, entre otras funciones.

Además de ver las imágenes en streaming, puedes instalar una tarjeta de hasta 32 Gb. No es mucho comparado con otras como la LESHP pero llega para unas 72 horas de grabación. Además es AutoLoop: cuando se acaba el espacio disponible, borra la primera hora de vídeo para seguir grabando.

También tienes la opción de contratar grabación en la nube con YI Cloud, con acceso seguro. Al comprar la cámara tienes un mes de prueba gratuito.

3. FREDI


La cámara FREDI tiene todos los boletos para estar en este Top 3: un precio razonable, todas las prestaciones básicas y una buenísima valoración de los usuarios en internet.

Quizá lo único que te pueda echar para atrás a la hora de comprarla es que requiere colocación fija, cuando hay otras como la LESHP o la Yi que incluyen su propia base y por lo tanto puedes cambiarlas de lugar según te convenga.

Sin embargo, la instalación es sencilla. Su lugar natural es el techo y, una vez colocada, la cámara es tan discreta que te olvidarás de que está ahí.

La imagen es muy nítida, tanto a distancia como con el zoom y, si bien la calidad no es oficialmente Full HD, la resolución se acerca tanto que casi no notarás la diferencia.

El objetivo de ojo de pez permite obtener una visión de 360°, tanto de día como de noche, gracias a unos discretos sensores infrarrojos.

Las funciones se controlan mediante una app móvil, que responde bien en cualquier sistema operativo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el software no está planteado para usar desde el PC.

Incluye también detección de movimiento, alertas en el móvil y audio bidireccional, para poder mantener conversaciones a distancia.

Cómo escoger la mejor cámara de vigilancia para interior

  • Lo primero es pensar dónde vas a colocarla. Muchas cámaras de interior ya vienen con una base para que te ahorres tener que instalarla en la pared, evitando agujeros de taladro. De este modo puedes cambiar de habitación sin complicaciones, dependiendo del lugar que necesites monitorizar.Si tienes claro que vas a dejar la cámara fija, por ejemplo en la puerta de casa, puedes optar por una de pared o techo, que son bastante fáciles de colocar, y una vez instaladas te olvidas de ellas.Al ser de interior, un parámetro a tener en cuenta es el diseño. La mayoría son pequeñas y discretas, ya sea en forma de ojo (domo) o alargadas (bullet).
  • Aunque ya prácticamente todas las cámaras son IP, las de precio medio no suelen admitir WiFi de  5 Ghz. También es necesario que la señal de WiFi sea de gran intensidad, porque si no es posible que la recepción de imagen sea floja o incluso llegue intermitentemente. Si realmente no quieres colocarla en otro lugar con mejor recepción, puedes instalar un repetidor de internet en cualquier enchufe cercano.
  • Por último, hay que hacer una llamada a la seguridad. Casi todas las cámaras permiten proteger las imágenes con contraseña, y no deberías dejar de hacerlo. Si no, lo que pasa en tu casa podría ser accesible para cualquier hacker con un mínimo de conocimiento técnico y demasiado tiempo libre.

Las 3 mejores cámaras de vigilancia exterior

Características YI INKERSCOOP SRICAM
Conexión a Internet Si Si Si
Visión nocturna Si Si Si
Micrófono y altavoz Si No No
Detección de movimiento Si Si Si
Tarjeta micro SD hasta 32 GB No hasta 128 GB
Protección contra lluvia IP65 IP66 IP66

1. YI

De mano de la marca china Xiaomi, la cámara de exterior YI presenta un diseño pequeño y discreto, y servirá para vigilar el exterior de tu casa, el garaje o tu lugar de trabajo con toda seguridad.

La cámara no solo provee de imágenes, sino que incorpora audio bidireccional, para escuchar y hablar con la persona que esté en el radio de acción de la cámara, sino hablar con ella. Es un rasgo común a la mayoría de las cámaras de interior, que muchas de exterior no incorporan.

La calidad de la lente es estupenda, como es habitual en un producto de la casa Xiaomi, y consigue definición HD en un ángulo de visión de 110°. Por supuesto, incorpora una cámara infrarroja para que no se escape nada de noche, hasta a 15 metros del alcance

Se maneja con la app Yi Home, que entre otras prestaciones hace una alarma sonora cuando la cámara detecta algún movimiento sospechoso. La app permite también compartir la cámara en varios dispositivos a la vez.

Puede grabar imágenes en loop en una tarjeta de 32 GB, emitir en streaming o guardarlas en la nube mediante el servicio YI Cloud. Para ponerte los dientes largos, te dan un mes de prueba gratuito al comprar la cámara.

La YI de exterior es resistente al viento y a la lluvia gracias a la certificación IP65

2. INKERSCOOP

La cámara de seguridad INKERSCOOP se instala mediante un sencillo sistema plug & play y se configura en cuestión de minutos.

Es fundamental tener una buena recepción de WiFi o en su defecto una conexión por cable Ethernet, tanto para la primera instalación como para el buen funcionamiento de la cámara, que no dispone de tarjeta microSD.

Esto supone que solo podemos acceder a las imágenes en directo, o bien programar una grabación directa al PC. El resto de funcionalidades se pueden controlar con el móvil, donde recibiremos por correo electrónico informes periódicos o alertas instantáneas en caso de que la cámara detecte algo fuera de lo normal.

Dispone además de soporte Onvif, que garantiza la compatibilidad con cualquier sistema de vídeo en red, independientemente del fabricante. De este modo en el futuro podremos ampliar nuestro sistema de seguridad con cualquier otro producto.

La imagen es HD, con visión nocturna y diurna, y gran angular de 60°.

La INKERSCOOP tiene el pie y la carcasa de metal ultrarresistente, y una caja antigolpes pensada para proteger el interior de posibles actos de vandalismo.

Está aislada contra mal tiempo, altas temperaturas y polvo con el estándar IP66.

3. Sricam

Sricam pertenece a una empresa afincada en Shenzhen, y sus cámaras tienen todo lo bueno de la tecnología china (calidad a precio asequible), pero sin muchos problemas de compatibilidad que notamos a veces al adquirir un producto de facturación oriental.

En ese sentido, se han preocupado de traducir los manuales al inglés y castellano, algo que agradecemos a la hora de instalar y configurar la cámara, aunque también es cierto que la traducción podría ser mejor.

Lo cierto es que la configuración es muy sencilla, a través de la aplicación móvil de la propia marca, que te va guiando paso a paso en las diferentes funcionalidades.

Una vez puesta en marcha, se puede regular el sensor de movimiento, configurar las alarmas en el teléfono y correo electrónico o visualizar el directo, todo desde el móvil.

Las imágenes son de calidad HD, con una vista de ángulo de 65°, 5x de zoom y autoenfoque. Por la noche se encienden los indicadores LED infrarrojos, con un alcance de hasta 15 metros.

La grabación de las imágenes se puede programar en el PC o disco duro externo, o bien directamente en una tarjeta microSD de hasta 128 GB, para grabaciones en bucle.

Cómo escoger la mejor cámara de vigilancia para exterior

  • Si al comprar una cámara de seguridad para interior probablemente busques un diseño discreto que no sea molesto estéticamente, el criterio para una cámara exterior es el contrario.No hace falta que sea enorme y aparatosa, pero sí que se vea. De este modo consigues un efecto disuasorio, ya que los ladrones y vándalos suelen evitar ponerse al alcance de cualquier cámara.
  • Es importante que lo que compres tenga una estructura fuerte y protección contra lluvia, viento y polvo, normalmente en torno a la IP65 o superior.Esto hay que tenerlo en cuenta incluso si la cámara va a estar protegida por un tejadillo o alerón. Aunque la lluvia no la toque directamente, el mecanismo puede resentirse por la humedad ambiental, y va a durar menos que un dispositivo preparado específicamente para aguantar condiciones climáticas adversas.
  • También tienes que tener en cuenta el lugar donde la vas a instalar, ya que lógicamente vas a tener que fijarla a la pared. También que tenga cerca una fuente de alimentación y que la señal de WiFi llegue correctamente, si es que optas por una cámara IP.
  • Por último, mucho cuidado con lo que grabas. Si la cámara apunta fuera de tu propiedad y hay posibilidad de captar imágenes del tráfico o de los peatones, infórmate antes de la normativa para cumplir la Ley de Protección de Datos.

Las 3 mejores cámaras de vigilancia para coche

Características Crosstour isYoung AUKEY DR01
Pantalla 2,7” 4,3” 2”
Cámaras Delantera Delantera y trasera Delantera
G-Sensor Si Si Si
Tarjeta micro SD Hasta 32 GB Hasta 32 GB Hasta 128 GB
Dimensiones 86.6 x 47.8 x 33.4 mm 58 x 58 x 32 mm

Crosstour

Con un aspecto muy robusto, que recuerda a las cámaras reflex de toda la vida, la dash cam Crosstour nos permite obtener grabaciones continuas de nuestros viajes, así como proteger el coche aparcado.

Para la lente utiliza un sensor Sony que graba en HD y usa HDR para obtener más luminosidad y colores definidos, incluso en grabaciones nocturnas. El HDR proporciona más detalle en las imágenes, para captar hasta la última letra de la matrícula.

El gran angular de 170° cubre autovías anchas, de hasta cuatro carriles, para que nada escape a nuestro control. Podemos ver lo que se está captando con la reproducción de vídeo instantánea, en su pantalla de 2,7”. También incorpora micrófono y altavoz.

La cámara está diseñada para colocar en el parabrisas mediante un sistema de ventosa. Si quieres instalarla en el salpicadero, tendrás que buscar un sistema de agarre que sea realmente firme.

La grabación (en bucle) se pone en marcha automáticamente con el coche, y se apaga cuando aparcamos. El G-Sensor guarda y bloquea los archivos en caso de emergencia, para preservar las posibles pruebas.

Si lo dejas conectado a la batería, puedes activar el detector de movimiento en parado, de modo que registra cualquier objeto que se mueva en un radio de 3 metros alrededor del coche.

isYoung

Combinando una cámara delantera y otra trasera, la dashcam isYoung permite grabar en alta resolución a un precio sorprendentemente bajo.

La forma de la isYoung es la de un espejo retrovisor normal, pero incluye una pequeña zona de visualización en la parte izquierda, de modo que vemos espejo y cámara a la vez. La pantalla se puede alternar entre las delantera y la trasera, algo especialmente útil a la hora de aparcar.

El gran angular de la lente capta imágenes a 170°, para que no se pierda nada en los laterales. La grabación es en bucle de forma automática, aunque también se puede controlar manualmente.

Con un botón podemos cambiar el modo de la cámara, para tomar vídeos o fotografías según nos interese. Y también tenemos la opción de grabar voz con el micrófono incorporado.

El G-Sensor bloquea la cámara y protege las imágenes en caso de accidente. Además, la función a prueba de golpes evita las imágenes borrosas.

En resumen, el gran acierto de la cámara de vigilancia para coche isYoung es combinar la grabación de seguridad con el apoyo al estacionamiento en la cámara trasera. Sin embargo, en España hay que tener cuidado con las compatibilidades legales a la hora de pasar la ITV, donde no suelen ser permisivos con las piezas que no vienen de serie en el coche. Lo mejor es consultar directamente el caso concreto.

AUKEY DR01

La cámara de coche AUKEY DR01 se pone en marcha automáticamente cuando enciendes el vehículo y graba de forma ininterrumpida, ya sea de día o de noche.

La calidad es Full HD, gracias al sensor de imagen de la marca Sony y el gran angular consigue una amplitud de imagen de 170°, para captarlo todo incluso en autovías muy anchas. Puedes comprobar las grabaciones in situ en la pantalla LCD de 2”.

Las imágenes se almacenan en bucle en una tarjeta de memoria de máximo 128 GB.

En caso de impacto o frenada muy brusca se activa el G-sensor o modo de emergencia que previene que las grabaciones se puedan dañar con el golpe.

Para conseguir datos más completos, la cámara se puede conectar a una antena GPS externa para añadir ubicación y velocidad.

También tienes la opción de activar el detector de movimiento cuando el coche está parado, usando una batería externa. De este modo la cámara se activa cuando alguien se acerca demasiado, controlando posibles daños en tu vehículo.

La instalación en el salpicadero del coche es muy sencilla, mediante una ventosa o una almohadilla con adhesivo 3M. Como es una zona que puede alcanzar temperaturas extremas, la cámara está preparada para aguantar entre los -30° y los 75°.

Cómo escoger la mejor cámara de vigilancia de coche

¿Estás harto de ver infracciones mientras conduces? ¿Quieres asegurar tu versión en caso de accidente? Instalar una cámara de vigilancia en el coche es súper sencillo y te permite tener pruebas en forma de vídeo para protegerte aunque cualquier problema legal o con las compañías de seguros.

Quizá esto te suene un poco a chino, pero en realidad debería sonarte a ruso. Las dashcams o cámaras frontales para el coche se pusieron de moda en Rusia hace unos años, a raíz de la proliferación de intentos de fraude en accidentes de coche.

Muchas de estas cámaras combinan la grabación delantera y trasera, que sirve además como apoyo extra para el aparcamiento, facilitando la visibilidad.

Las cámaras más sencillas graban en bucle y tienen un dispositivo (G-Sensor) que protege las imágenes en caso de accidente. Otras permiten añadir datos de un GPS, pero esto dispara sensiblemente el precio.

Por último debes tener en cuenta el tema legal. En España la Ley de Protección de datos no es muy clara a este respecto, ya que en este caso la línea que separa el uso privado de la grabación de seguridad es fina. Así que mucho cuidado con cómo usas las imágenes, y sobre todo evita colgar los vídeos en internet, si aparecen terceras personas podrían denunciarte. Solo hay una excepción: si las imágenes grabadas pueden ser noticia, prima el derecho a la información.

La mejor cámara IP en relación calidad-precio: SV3C

Una cámara IP incorpora un mini ordenador, de modo que emite directamente las imágenes a internet o a una intranet sin necesidad de instalar nada extra.

Las cámaras de seguridad tradicionales funcionaban mediante un circuito de televisión cerrado, normalmente asociado a una central de vigilancia. Es un sistema que sigue funcionando, pero requiere una gran inversión, de la que normalmente se ocupa una empresa especializada.

Si buscas una cámara sencilla y accesible, lo normal es que esta incluya ya conexión a internet, con la posibilidad de grabar en una tarjeta microSD por si la señal es débil.

En una franja de precio que ronda los 50€, la SV3C es una cámara made in China, lo que es sinónimo de tecnología a buen precio.

Si la instalas dentro de casa, su pequeño tamaño y diseño redondeado hará que pase muy desapercibida. Pero si optas por conectarla fuera, la certificación IP66 te asegura que va a aguantar incluso en condiciones de mal tiempo.

Incorpora configuración rápida plug & play, para que empezar a utilizarla sea lo más sencillo. Para ello se recomienda que el router no esté a más de 9 metros de distancia. Si hay más de 30 metros, definitivamente es necesario usar un cable Ethernet o un amplificador de la señal de WiFi.

Una vez instalada, podemos acceder a ella desde cualquier dispositivo (smartphone, tablet, PC) y sistema operativo. Lo más cómodo es el móvil, donde recibimos un email o notificación de alerta cuando salta el sensor de movimiento.

También tiene soporte Onvif que nos permite sincronizar la cámara con cualquier otra marca de sistema de vídeo.

La cámara consigue una resolución cercana al Full HD, con compresión de imagen pensada para ofrecer alta calidad incluso en streaming. Si prefieres grabar, soporta una tarjeta de memoria de hasta 64 GB, pero ten en cuenta que para instalarla tienes que desmontar el armazón de la cámara.

Los sensores nocturnos garantizan una calidad de imagen óptima, con hasta 20 m de alcance.

Al servir tanto para interior como para exterior, la SV3C es una cámara que ofrece grandes prestaciones a un precio imbatible.

Valoración
Producto
Cámaras de vigilancia
Puntuación
51star1star1star1star1star